Rediseño de las etiquetas de la marca Nanclares, cuyos vinos, acogidos a la denominación de origen Rueda y elaborados por la bodega Javier Sanz Viticultor, se destinan a la exportación. El proyecto consistió en el diseño de una imagen fresca, moderna y diferenciada que facilitara el reconocimiento de la marca por parte del cliente. La etiqueta se ilustra con un dibujo inspirado en las huellas que deja una copa de vino sobre una mesa, y la marca –Herederos de don Agustín Nanclares– se sintetiza en la palabra Nanclares, realzada con una tipografía de palo y separada en sílabas que se sitúan en columna. El color, tanto en el nombre como en el dibujo, distingue los dos vinos que se comercializan bajo esta marca: verde para el Nanclares Verdejo, un monovarietal de Verdejo –la variedad autóctona de la denominación de origen Rueda–, y naranja para el Nanclares Rueda, fruto de un ensamblaje de las variedades Verdejo y Viura. Las contraetiquetas, con fondo negro, describen las características de cada vino y sus datos técnicos. Javier Sanz es el heredero de la tradición vinícola que inauguró su bisabuelo, Agustín Nanclares, cuando plantó los primeros viñedos en su propiedad, conocida como Villa Narcisa. Villa Narcisa es precisamente el nombre de sus vinos más conocidos, en cuya gama destacan sendos monovarietales de Verdejo y Sauvignon Blanc.